9.1.10

la pata de jamón





"A los pocos meses llegó al barrio una chica nueva, con burbuja. Era muy joven para estar muerta, pero lo consulté con mi amigo y me dijo que las había de todas las edades.

- Una prima mía de tres semanas está muerta también.

-¿Y que dicen sus padres?

- No lo saben la mayoría de la gente no ve la burbuja.

Me enamoré como un loco y cuando logré reunir el dinero suficiente la invité a un bocadillo de calamares en el bar de Francisco Silvela esquina a Méjico. Luego intenté acercarme para rescatarla de la burbuja, pero no se dejó. Y al día siguiente cuando pasé cerca de un grupo en el que se encontraba ella, noté que me señalaban con expresión de burla. Estaba presumiendo de haberme sacado un bocadillo de calamares, que para nosotros era una fortuna. Entonces, pese a mi timidez, me acerqué al grupo y, apuntándole al pecho con el dedo le dije:

Estás muerta. No vayas a creerte que no lo sé. Todas sus amigas se alejaron un poco, como con miedo a contagiarse, y desde entonces arrastró una vida solitaria, que yo tampoco intenté aliviar, aunque me lo pedía con los ojos. Se casó con un muerto de hambre con el que asiste a misa de los difuntos todas las semanas. Continúa en el barrio y, cuando me acerco por allí, a ver a mis padres, se hace la encontradiza para que la libere de al burbuja en al que sigue atrapada. Pero ahora, aunque quisiera, no podría, porque yo mismo he ido encerrándome durante todos estos años en en una membrana transparente y flexible de la que sólo podría rescatarme una mujer viva."

MILLÁS, Juan José. Los objetos nos llaman. La muerta. Ed. Seix Barral. p. 10-11




Una vez me regalaron un gato, pero mamá me convenció de que lo devolviera, no porque a ella no le gustaran los gatos sino por el peligro que podía constituir para los hombrecillos. (...)
Hay una rama de la literatura que se ocupa de ellos. Son gente cuya única particularidad es la de caber en un dedal(...) Creo que no tenían ningún rasgo de carácter en particular. No eran buenos ni malos, ni locos ni cuerdos, ni ignorantes ni sabios. Conocemos las cualidades de las hadas y de las brujas, pero los hombrecillos de mi madre carecían de estatus moral (...) Si habías conseguido ser un hombrecillo no necesitabas ser otras cosas. Sólo los hombres necesitan ser ingenieros o periodistas o abogados.
Muchas veces me pregunté porque estos hombres carecían de réplica, pues mi madre siempre hablaba de hombrecillos, jamás de mujercillas. Yo los imaginaba con sombrero de fieltro y corbata. Eran en general muy fumadores y parecían gozar de una buena posición económica. Una vez le pregunté a mamá porque no estaban casados con señoras del mismo tamaño y levantó los hombros como si no tuviera explicación. Pero luego no puedo resistirse y añadió con expresión de orgullo "Es que están enamorados de las mujeres grandes"

MILLÁS, Juan José. Los objetos nos llaman. Mujeres Grandes. Ed. Seix Barral. p. 16-17


Yo me voy que tengo gente a la que ver. Me alegro de que La Celda 211 haya superado en nominaciones a Ágora, y que conste que no tengo nada en contra de una persona que hace una Opera Prima como Tesis (películas como ésta me hacen pensar en meterme en audiovisuales, pero eso es otra historia).
Y recordad amigos cinéfilos que mañana el ABC regala Match Point. (bueno vale si no queréis no lo compreis)
Así suena el día.

10 comentarios:

Alexxander dijo...

me ha gustado la entrada! sí, pirados..pero al igual q encantadores(L)
.

xx

antonio dijo...

Buenos relatos, bellas fotos, buen cine.
¿Alguien da mas?
Sañuods.

Southmac dijo...

Bueno, la verdad es que prefiero bajármela de por ahí a comprar un ABC, jaja

Por lo demás, el nivel estético de este blog sigue siendo alto. Mejor dicho, la hostia de alto.

Un placer contemplarte desde este helado Carabanchel.

Mai dijo...

La tercera fotografía es demasiado, me encanta.
Un besito

Gema dijo...

uffff el primer texto me ha dejado exhorta...no reacciono...

me encantó...besetesssss

Gracia dijo...

1. Sales muy, pero que muy mona.
2. Cada vez te pareces más a quien tú y yo sabemos.
3. Que buenos son esos regalos que sirven para más gente que a la que va destinada en un primer momento.
4. El gato atonta mucho.
5. Juan José Millas me mola mucho.

PD. Tú y yo nos entendemos.

art-isima dijo...

Gracias Alexxander, la verdad que los peronajes de la peli molan! yo quiero una vida como la suya.

Antonio sq estamos que lo tiramos que son rebajas.

Southmac me alegra que pienses eso, esta vez el sur tmb está helado XD

Gracias Mai

Gema a mi me pasa igual, no he seguido copiando más textos del libro vaya que me demande la SGAE pero es un libro de los que engancha, todo relatos igual de adictivos.

Gracia de hecho me ha gustado mucho el regalo a terceros XD
El gato es el paradigma de lo hortera y lo mejor para ponerme a hacer las prácticas.

vampiresa dijo...

Guay tu blog.
¿ Por qué dices que note ueda más remedio que ser de España?

art-isima dijo...

Hola vampiresa, me alegra que te perezca guay el blog, puedes entrar siempre que quieras que es gratis :)

En cuanto a tu pregunta, me refería a vivir en España. He vivido un año en Italia y en este momento de mi vida me apetecería vivir en otro país. No tengo ningún problema con ser española, pero si con el desempleo de España :)

Gema dijo...

uffff yo tengo tantos por leer...estoy leyendo clásicos...este mes toca Cherlom Holmes en italiano...no me ha gustado nunca...pero es como si jamás lees el Principito o los Pilares de la Tierra...

besetessssssssssssss preciosa

Se ha producido un error en este gadget.

Posts relacionados:

Related Posts with Thumbnails